Busca las entradas que quieras en en este blog

viernes, 7 de octubre de 2016

Incendio en el campo de trigo.

Hay un incendio en el campo de trigo
que lo devora todo,
son las llamas del olvido.

Y con él, se quema mi vértigo horizontal,
pues de tanto haberme dado de hostias
ya no le tengo miedo a las alturas.

Es inútil que vengan los bomberos
pues estas llamas son ahora inmarcesibles
como rosas de fuego 
cuyos pétalos solo desaparecerán
cuando acabe este incendio.

Hay un incendio en el campo de trigo,
se va quemando una a una cada espiga de trigo
y el campo se convierte en humo y ceniza
que llena la atmósfera del color más negro.

Me perjudican los instantes
en el que el calor de las llamas
se hace más potente
y te recuerdo bailar y cantar entre el campo
y como a veces te perdias
y yo te perseguía sin saber muy bien
porque.

Hay un incendio en el campo de trigo,
aquel campo que plantamos juntos
ahora no es más que tierra quemada.
Pronto lloverá y volverán a crecer las plantas
pero ya no estarás tu
y por fin habrás desaparecido.

Pincha aquí para ver la primera parte del poema

OJALÁCAFÉ

©Alfonso Javier Fernández de Gea

Licencia de contenido de terceros: f7400ab2-eabf-343e-8b2e-eb8f8be4f66b

No hay comentarios:

Publicar un comentario