Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 25 de septiembre de 2016

Campo de trigo.

Este es el poema que leí en Noroeste 16.

Hay un campo de trigo que me susurra
*pierde tu vida en mí, adora mi dorada cabellera*,
con un cielo despejado y un sol que en lo alto brilla
me atrae a su inmensidad de cereal amarillo.

Me atrevo a pasear y entonces me pierdo
y entre el seco cereal te encuentro, dorada como él.
Me dices que camine a tu lado y vamos hacia el horizonte,
el trigo baila con el viento mientras cantas.

Y entonces te echas a correr
y me pides que te persiga,
al principio voy bien , te sigo el paso, no tienes prisa
pero empiezas a acelerar y de repente,
el vértigo horizontal se apodera de mí.

Y llega un momento en el que ya
no puedo seguirte
y te veo ahí, en frente de mí,
te desvaneces entre el campo
y poco a poco casi desapareces
y de ti solo queda un fino rastro
que sigo persiguiendo para siempre.

OJALÁCAFÉ
©Alfonso Javier Fernández de Gea

Pincha aquí para la segunda parte del poema.

(Imagen del cartel del evento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario